viernes, 21 de mayo de 2010

La mujer corona de su marido

La mujer con virtudes, dice la biblia, es corona de su marido. Una hermosa corona adornada con sus múltiples piedras preciosas (sus virtudes) debe estar colocada en el lugar que le corresponde: en alto, limpia, protegida, encima de la cabeza de su dueño, el cual se honra en exhibirla.
Pero a la vez, la corona (la mujer) identifica a un rey; dejando claro que cuando un hombre tiene una corona, es el que gobierna. LA CORONA (que es una mujer inteligente, prudente, progresista, de ministerio) le publica a todo el que ve su esplendor y hermosura, que el hombre que la posee (su marido) es el rey.

Jesús no tenia esposa, pero se hizo participe de las vicisitudes que sufre un hombre cuando su corona es de espinas. no sé si esta corona representaba a la iglesia, que con sus imperfecciones causaría dolor a su marido; o si representaba la maldición de la tierra que produjo cardos y espinos por el pecado; lo que sí sé, es que el la soportó, la bañó con su sangre y la exhibió públicamente como la corona del rey de reyes.
esto significa que las acciones justas y sacrificadas de un hombre por su mujer no dependen de si esta es una hermosa corona de oro o una dolorosa corona de espinas. EL MARIDO DEBE AMAR A SU ESPOSA COMO CRISTO AMO A SU IGLESIA, SACRIFICÁNDOSE Y DANDO SU VIDA POR ELLA.